04 mayo 2012

Los humanos y su pelo.




Estoy  leyendo el  libro "Soy Un Gato" y este fragmento me parece un poco gracioso. 
Am reading the book "I Am A Cat" and this fragment seems a little funny.
"Los humanos actúan de un modo de lo más extravagante respecto a su pelo. De una manera totalmente caprichosa e innecesaria, tienden a complicarse la vida con peinados de todo tipo, y cuanto más estúpida es su arquitectura, más orgullosos se sienten. Los llamados sacerdotes, o monjes, tienen la costumbre de afeitarse la cabeza y lucir siempre un cráneo de invariable color azulado: azulado en verano, azulado en invierno, cuando hace mucho calor se encasquetan un sombrero y si hace mucho frío se cubren el cráneo con mantas. Y, puesto que necesitan cubrirse por una razón o por otra, haga frío o haga calor, por qué entonces se afeitan la cabeza ? No tiene ningún sentido. Hay otros que usan un instrumento parecido a una sierra y dividen su cabello en dos mitades exactamente iguales. Parecen encantados con el resultado. Otros se atusan el pelo que sobrepasa con creces el límite natural de los huesos del cráneo, y lo dejan caer hacia los lados como si fueran falsas hojas de una platanera. Y unos cuantos acostumbran a raparse el centro de la cabeza, pero dejan que su pelo crezca a izquierda y derecha. En tales casos su peinado tiene apariencia de un seto de cedro podado por un jardinero enloquecido. Además de todos estos, también existen los maníacos empeñados en cortar todos y cada uno de los pelos de modo que tengan la misma longitud. Están los que se lo cortan al cinco, al tres e incluso al uno. Quién sabe ? Si se aplicarán podrían incluso a cortarse por debajo del cuero cabelludo. Bien pensado, podría ser la última moda. En cualquier caso, soy incapaz de comprender cuáles son las razones que llevan a los hombres a esclavizarse con algo tan insignificante."
 "Humans act in a way the most extravagant about his hair. In a totally bizarre and unnecessary, they tend to complicate your life with hair of all kinds, and the more stupid is its architecture, the more proud they are.The so-called priests or monks, have a habit of shaving his head and always look bluish skull invariable: summer blue, bluish in winter when it's hot put on a hat and if it is very cold cover the skull with blankets.And, since you need to be covered for one reason or another, cold or hot weather, why then shave their heads? It makes no sense.Still others use a tool like a saw and divide your hair into two halves exactly alike. They seem happy with the result.Other straighten their hair that far exceeds the natural limit of the bones of the skull, and drop it sideways like a false banana leaves.And a few tend to shave the center of the head, but let their hair grow to the left and right.In such cases, your hair looks like a cedar trimmed by a crazed gardener.Besides all these, there are the maniacs bent on cutting each and every one of the hairs so that they have the same length.There are those who cut it to five, three or even to one. Who knows? If you could apply even to cut below the scalp.Good thinking, could be the latest fashion.In any case, I am unable to understand what are the reasons that lead to humans enslaved by something as insignificant."
 

 

No hay comentarios.: