06 febrero 2008

De "Entre el Río de Gente"


Me he quedado hasta tarde terminando de leer el primer libro de cuentos "en forma" de mi hermano Paco digo en forma porque desde hace varios años mi hermano cuenta con varios proyectos literarios en su haber y hasta la fecha siempre me ha hecho partícipe como una de sus lectoras, espero que un día pueda publicar este libro, los relatos van desde la risa, la soledad, la intriga, la muerte, los cambios drásticos distinguiendo a la mayoría de los personajes por la capacidad de soñar y vivir (en parte) dentro de su sueño.
Aca les comparto un fragmento

"Dicen en Zacatecas que por las cucharas perdidas yo inicié mi desvanecimiento, pero te he dicho ya que no es prudente hacerle caso a los susurros. Los susurros son el ejemplo más claro de una tensa calma. Su tono cauteloso existe principalmente ante su inútil intento de ocultar todo el pavor que cargan en sus espaldas. Por eso comencé a ignorarlos y siempre que los veía venir, mi reacción de taparme los oídos con las manos presionadas resultaba un verdadero consuelo. Ese fue el primer consejo que le regala a N´Daye cuando le escribí la carta donde me presentaba como su madrina formal: pasar por alto los susurros y las voces huecas. Me pidieron en la asociación que nunca le hablara del status social, de bienes económicos ni de confort ni de comodidades porque podría hacerla sentir menos. Afortunadamente tuve en mis manos los datos de la vida de Goitia como modelo de humildad y sencillez, y gracias a ello hablarle de las cosas que importan nunca fue problema para mí. Si yo hubiése tenido una hija, ella hubiera sido sin duda. Ahora que lo pienso, creo que de alguna forma lo fue aunque yo viviera en estas tierras rojas y ella al otro lado del mundo. A miles de kilometros en una llanura salvaje, rodeada de leones o conchas caories en las afueras de Nairobi, en Kenia, una capital africana de edificios altos pero carente de luz mercurial, circunstancia que invita a sus habitantes a soñar bajo cielos estrellados. N´Daye llego para que yo la llenara de todo aquello que en mí no tenía ningún sentido, eso que me estorbaba el paso fresco del viento y que buscaría la forma de vaciar para no sentirme un ancla. Para otros, éste fue el verdadero motivo por el que mi sombra me abandonó, pero no me abandonó en realidad. Se fue porque yo no la quería; porque el oscuro volumen de mi silueta móvil, ennegrecía mi luz y atormentaba mis formas."

I stayed up late finished reading the first book of stories "as" my brother Paco say in shape because for years my brother has several literary projects to his credit and to date has always made me as a participant of your readers, I hope someday to publish this book, the stories are from laughter, loneliness, intrigue, death, drastic changes distinguishing the majority of the characters the ability to dream and live (in part) in his sleep.
Here I share an excerpt
"They say in Zacatecas spoons that I started my fading lost, but I mention it is not wise to heed the whispers. The whispers are the clearest example of a tense calm. His cautious tone exists primarily to his futile attempt to hide all the dread on their backs. So I started to ignore them and whenever he saw them coming, my reaction to my ears with his hands pressed was a real comfort. That was the first advice he gives to N'Daye when I wrote the letter in which I presented as its formal sponsor: ignore the whispers and hollow voices. I asked the association that he never spoke of social status, economic or real comfort or amenities because it might make her feel less . Luckily I had my hands on data Goitia's life as a model of humility and simplicity, and because of that talk about things that matter has never been a problem for me. If I had had a daughter, she would have been without doubt. Now think of it, I think that somehow it was while I lived in these lands it red and across the world. A thousand miles on a wild plain, surrounded by lions or Caoria shells on the outskirts of Nairobi, Kenya, an African capital tall buildings but lacking mercurial light, a circumstance that invites people to dream under starry skies. N'Daye came for me to fill it with everything in me that made no sense, that I hindered the passage fresh wind and seek ways to empty to not feel an anchor. For others, this was the real reason that my shadow left me, but I actually left. It was because I did not want, because the dark silhouette volume of my phone, my light and tortured blackened my ways. "


RELATO DE LAS CUCHARAS ESCONDIDAS.